Tomiki Aikido

R.J.Lawrence

 

ARTÍCULOS

 

 

_________________________________________________

 


Eddy Wolput Sensei
A continuación reproducimos un artículo de Robert Lawrence Sensei sobre el Maestro Eddy Wolput. Es un artículo escrito en 1989 y que formaba parte del libro TOMIKI 89, una visión de conjunto del panorama del Aikido Tomiki en esa fecha.
Desde esas fechas Eddy Wolput sensei ha seguido trabajando en y por el arte del Aikido: seminario, viajes, experiencias y trabajo continuo lleno de ilusión, que han hecho de él una figura principal dentro del Aikido Tomiki y el Aikido en general y que han dejado una importante impronta en su propia familia culminando con dos de sus hijos, Gitte y Tim, como campeones individuales y por equipos en los campeonatos mudiales de Katsuura en octubre de 2005.



TOMIKI AIKIDO EN EUROPA. BELGICA: EDDY WOLPUT



Por R.J.Lawrance (Copyright: “TOMIKI 89”. Reproducido aquí con el permiso del autor)

“Eddy Wolput aún sonríe cuando la gente lo describe como un “disidente”.

Wolput Sensei comenzó su estudio del Aikido en 1971, inicialmente siguiendo la forma de Ueshiba Sensei (Aikikai). Siempre en posesión de una mente inquisitiva e investigadora, continuó aprendiendo en el método tradicional de instrucción de Aikido hasta 1979, cuando cambío al Sistema Tomiki. No fue esta una “conversión” inmediata. Fue más bien el resultado de un largo período de búsqueda y cuestionamiento entregado, que culminaron en su visita al Yawara Centre de Londres, donde tomó parte en la Competición Inter-clubs Europeo de Aikido Tomiki.
Eddy había previamente viajado a Japón en varias ocasiones, había estudiado en el Aikikai Hombu Dojo y había investigado y entrenado asimismo en la Escuela Korindo de Aikido. Tras establecer contacto con los sensei lideres de la Escuela Tomiki, recibió una carta de presentación de ellos para la Dra. Lee Ah Loi de Londres, Inglaterra. En el verano de 1980 visitó de nuevo Japón y estudió bajo la dirección de Ohba Sensei. Practicó también en el Club de Aikido de la Universidad de Waseda.
Su decisión de cambiar al Sistema Tomiki de entrenamiento del Aikido no fue hecha a la ligera. Fue algo que le costó profundamente. La mayoría de sus estudiantes le abandonaron y se encontró con que tenía que reaprender una parte importante de su práctica en lo que él pensaba que ya conocía, todo antes de ser capaz de llegar al punto en el que poder poner todo su conocimiento previo de nuevo junto a su práctica del nuevo sistema.

Al pedirle que explique la esencia de esa dificultad responde:
“ Para mí la diferencia es una cuestión de ganar y perder. En Aikikai tienen la una posición fija donde uno es el vencedor y el otro el que pierde. Si practicas de esta forma por un largo período de tiempo, entonces llegas a desarrollar una mente fija, y es muy difícil cambiar a un estilo de Aikido que no es fijo. Tu mente debe de llegar a ser más flexible.

Antes del Aikido hice Judo y Karate. Tengo alguna experiencia en randori (práctica libre) y sé que no es fácil. Comenzando en Aikido Tomiki estás aprendiendo en un sistema; pero en Aikikai te dicen, hazlo de esta forma y tú simplemente lo haces. Sin embargo más tarde puedes llegar a cierto punto donde no te sientes satisfecho porque las cosas que aprendes en los otros artes marciales te muestran cosas diferentes. Entonces comienzas a meditar en que ocurriría si tu resistes… puede que el movimiento no funcione. ¿Quizá fue este el comienzo de mi disidencia?

Todo ello no significa falta de respeto… Tú no dudas acerca de las técnicas sino que simplemente te cuestionas a ti mismo la pregunta de que quizás pueda haber otro camino. Quizás hay otras posibilidades. A veces las enseñanzas que recibes no son lo que podríamos llamar tradicionales; hay algunas modificaciones desde el original. Algunas escuelas usan el Aikido como una forma de de mostrar movimientos elegantes. Si siempre tratas de mostrar movimientos elegantes entonces adaptas tus técnicas, y por tanto la técnica llega a ser inefectiva. Yo siempre permanecía con la idea… con la idea de que había otras posibilidades. En mi caso el cambio se produjo porque había un Sistema, una estructura de entrenamiento, en la cual era posible para mí desarrollar estas ideas. Fue realmente una combinación de circunstancias; y que había sensei(s) de los que podías aprender estas cosas.

Desde un punto de vista técnico fue por un lado difícil y por otro no tan difícil cambiar. El Aikido es Aikido pero necesitas tiempo para aprender a adaptar tus técnicas cuando estas en una situación cambiante como el randori. Para alguien que ha comenzado desde el principio ello lleva unos pocos años. Pero si provienes de otra escuela, entonces tienes que desaprender tus técnicas y reconstruirlas de nuevo. Toma tiempo. Te toma un montón de tiempo; sin embargo después las cosas comienzan a mejorar. Creo que este es el lado técnico del asunto; pero la parte más difícil fue el tema mental; la aceptación. Durante diez años fui del Aikikai , y aunque siempre fui de alguna manera disidente, estaba acostumbrado a una posición fija del ganador y el perdedor. Cambiar esta imagen… eso fue lo más difícil. Comenzar de nuevo y ponerte a ti mismo en el lugar del que pierde cuando has sido enseñado a pensar de ti mismo siempre como el ganador, esto fue duro de aceptar… porque si alguien te proyecta y tu no puedes hacer nada para pararlo entonces… entonces esto es algo bastante humillante.

Creo que es algo que está relacionado con el sistema de cinturones negros y todo eso. Todas estas cosas te hacen pensar que ahora estás en ese estadio en el que eres cinturón negro y que por tanto ya no puedes perder. Ya sabes, sé algo sobre perder y ganar debido a mi entrenamiento de Judo y de Karate-do; así que en tu mente esto pude ser algo que obstruye. Debes ser paciente. La mayoría de la gente simplemente son del tipo Bla! Bla! Bla! No comprenden que tienes que hacerlo, que comprender “Tomiki” . Para nosotros no es un problema, pero para mucha gente esto no es facil. Piensan, siempre ganaré…y esto hace de ellos los que pierden.”

Eddy y su esposa Gina viven ahora sobre su propio Dojo de Aikido Tomiki en Amberes, Bélgica. Su nombre es Shobukai, y fue fundado por ellos en 1979. Fue el primer Tomiki Dojo en Bélgica. En la actualidad (1989) hay tres Tomiki Dojo en Amberes, todos ellos fueron fundados por sus estudiantes. Eddy y sus miembros fueron los anfitriones de la Décima Competición Interclubes Europeos en Amberes en 1987, los cuales fueron organizados bajos los auspicios de la Asociación Europea de Aikido, de la cual es en la actualidad el Tesorero.”
C. 1989 R.J.Lawrance
TOMIKI 89
All Rights Reserved