Tomiki Aikido

Principios

Untitled Document

 


PRINCIPIOS EN AIKIDO
Existen en Aikido varios principios que pueden hallarse además en todas las artes marciales asi como en cualquier actividad deportiva, tales como agilidad, coordinación, velocidad, tempo, etc. Sin embargo, algunos principios son específicos de cada arte. Los principios que se relacionan a continuación no solo están presentes en en el estilo Tomiki si no en todos los estilos de Aikido. Esta es una breve descripción de varios de estos principios.

KAMAE
En Aikido es muy importante mantener el centro de gravedad del cuerpo estable mientras se ejecuta una técnica. Si este principio no se da, las técnicas seran inofensivas. Así, una postura estable permitirá al aikidoka mantener su centro de gravedad estable. Un correcto Kamae hará que el aikidoka desarrolle una linea recta entre cabeza, caderas y pies. Gracias a esto, cuando se ejecute una técnica, el correcto alineamiento del cuerpo producirá una gran fuerza mientras se mantiene el equilibrio.

MA-AI
Para entender el concepto de Ma-ai, pensemos en un partido de tenis. Juega un tenista experto contra uno novato. El experto siempre parece estar en el sitio y el momento correcto, mientras el novato siempre se encuentra fuera de posición. En Aikido eso se define como Ma-ai, literalmente “Armonía de espacio” y principio fundamental en la ejecución de cualquier técnica. Frente a un oponente siempre debes estar calibrando los cambios que se producen en Ma-ai y así nunca deberás colocarte demasiado cerca para poder ser golpeado, ni demasiado lejos para poder ser contraatacado. Esto cambia con cada oponente, y por eso, el entrenamiento con diferentes personas de diferentes grados hará que desarrolles la habilidad de calibrar el Ma-ai.

ATEMI
Ueshiba sensei afirmaba que atemi (golpear el cuerpo) constituye el factor principal para el éxito de una técnica de Aikido. En Aikido es un golpe que se efectúa normalmente con la mano o el codo y que va dirigido hacia un punto vulnerable del cuerpo, buscando la distracción del oponente en vez del mero hecho de hacer daño con el golpe. Un correcto atemi nos puede ayudar a:
Anticiparnos al ataque de nuestro oponente precipitando su acción ofensiva o desencadenando una acción defensiva que aprovecharemos en su contra.
Aflojar la presa con la que nos sujeta.
Anular un posible contraataque durante la ejecución de nuestra técnica y como ayuda para la posterior proyección.

ZANSHIN
En cualquier arte marcial así como en Aikido, se debe mantener total atención hacia tu oponente y lo que te rodea. Este concepto se conoce como Zanshin. Un correcto Zanshin permite mantener una conexión con tu oponente no solo durante la ejecución de una técnica, sino durante y también después de esta. Una buena actitud es siempre estar atento a tu oponente u oponentes y nunca dar la espalda ofreciendo la posibilidad de ser atacado. Así, mantener contacto visual y buena concentración mientras se ejecuta una técnica es un principio en Aikido.

KOKYU
No hay Aikido sin Kokyu. Kokyu significa “respirar”, aunque no solo en el sentido físico de la expresión. Todos los movimientos en Aikido requieren Kokyu en tanto se entiende que el Ki (energía vital) se capta y fluye al exterior del cuerpo a través de la respiración y de la imagen mental de que sucede así. Nuestra respiración ha de ser lenta, profunda, concentrada en el abdomen y además efectuada a ser posible por la nariz con lo cual conseguiremos facilitar la coordinación, la fluidez y el ritmo de nuestras acciones.
Es posible incrementar la energía total en un momento dado practicando como sigue:

Inspirar:
Al abrir brazos o piernas y en movimientos de retroceso.
Mientras se esquiva o se percibe un ataque.
Mientras se prepara una técnica.

Expirar:
En movimientos de cierre, flexión, torsión o avance.
Mientras se desequilibra a uke.
En la fase final de una técnica.

KUZUSHI
Es extremadamente difícil aplicar una técnica de Aikido a menos que antes hayamos roto el equilibrio de nuestro oponente. Para conseguir esto debemos utilizar los principios de tai-sabaki y/o atemi y así lograr la ruptura del equilibrio hacia una de las ocho direcciones o happo no kuzushi.

IRIMI Y TENKAN
El principio de irimi es fundamental en la mayoría de los movimientos de Aikido. La idea de irimi o “entrar” es movernos fuera de la linea de ataque del oponente hacia su “angulo muerto” en el cual ya no le es posible atacarnos. El opuesto de irimi es tenkan. El principio de tenkan o “girar” nos permite pivotar sobre un ataque inminente describiendo un movimiento circular alrededor del oponente. Estos dos conceptos deben ser entendidos juntos ya que aunque sean opuestos también están unidos. Se dice que “Todos los movimientos tenkan contienen irimi y viceversa”

MUSUBI
La palabra musubi puede ser traducida como “interacción en armonia”o “unión en armonía” y en Aikido expresa la capacidad de “unirnos” con la energía y el movimiento de nuestro oponente tanto física como mentalmente. Ya que el Aikido es por definición “el camino de la unión con el Ki”, uke es dominado en su actitud agresiva porque tori une su Ki con el de él. Todo practicante de Aikido debería esforzarse por conseguir alcanzar la verdad que encierra este principio.

MUSHIN
Cuando nos enfrentamos a un ataque, deberíamos tener un estado mental que reaccionase ante la situación de una forma espontanea y nunca predeterminada. En Aikido a este estado mental se le llama mushin o estado de no-mente. Un estado al que solo es posible llegar despues de mucha perseverancia y constante entrenamiento, un estado en el cual ya no habría que preocuparse de si “este brazo está bien aquí” o “no he movido bien la pierna”. Se alcanza un nivel en el cual nuestra percepción, evaluación y reacción ante esa situación fluyen rápida y consecutivamente, sin pensar. “Totalmente vacío, totalmente en calma” este es el principio de mushin.

TAI-SABAKI
El tai-sabaki o “movimiento corporal” provee de la capacidad para evitar un ataque, colocándonos de tal forma que nos permita contraatacar si fuera necesario. Existe una estrecha relación entre tai-sabaki y los mencionados principios de irimi y tenkan. Estos tres principios están asociados al movimiento y se pueden observar en unsoku y tandoku-undo. Con la práctica, el tai-sabaki hace que el cuerpo del aikidoka responda a ataques específicos de forma subconsciente.

SEN
El principio sen se encuentra dividido en otros tres principios, estos son:
Go-no-sen o “iniciativa en defensa” es meramente una acción defensiva. Así, el aikidoka no se anticipa a la intención de su oponente si no que reacciona una vez este ha lanzado el ataque. Podemos encontrar un ejemplo de esto en tanto randori.
Sen-no-sen o “iniciativa” permite una acción ofensiva. Gracias a este principio, el aikidoka comienza a ejecutar una técnica antes de ser atacado. El Randori-no-kata ejemplifica este principio ya que tori siempre inicia las técnicas.
Sen-sen-no-sen puede ser traducido como “iniciativa superior” y es la forma más alta de sen. Siguiendo este principio, el aikidoka toma la iniciativa en el reducido intervalo de tiempo que transcurre desde que su oponente ha pensado atacar y su cuerpo ha comenzado a moverse. Se trata de “sentir” el ki agresivo del contrincante en el mismo instante en que este estalla y actuar en consecuencia. Considerada la forma sen más difícil, es también un elevado objetivo a conseguir en Aikido y debemos tenerlo siempre presente aproximándonos a él lo más posible.